Red Garland, el púgil del jazz

a.jpg

Cuenta la leyenda que Red Garland se enfrentó en su juventud a Sugar Ray Robinson. De aquel combate no queda constancia en las crónicas, pero sabemos que después Red decidió dedicarse a la música. No sabemos si el boxeo perdió un prometedor púgil, pero está claro que el jazz ganó uno de sus pianistas más brillantes.

A Miles Davis le encantaba el boxeo -dedicó un álbum entero a honrar a Jack Johnson- y seguramente le haría gracia la historia del combate con Robinson. Lo cierto es que Red Garland pasó a formar parte a mediados de los cincuenta del mejor quinteto de la historia a las órdenes de Miles.

El piano de Garland figura en algunos de las mejores obras de Miles Davis: los cuatro gerundios («Cookin'», «Relaxin'», «Workin'» y «Steamin'») y el debut con el sello Columbia, «‘Round About Midnight».

Miles presumía de ser un jefe tan bueno que sus músicos aprendían con él a dirigir sus propios grupos. Garland no fue una excepción y pronto empezó a firmar sus propios discos, acompañado por el contrabajista del Miles Davis Quintet, Paul Chambers.

Dice mi amigo Jesús Manso, que es un especialista en boxeo y un aficionado a la buena música, que Red Garland llama la atención por la limpieza de su sonido.

Para apreciar ese toque cristalino recomendamos dos de sus mejores álbumes con el sello Prestige y formación de trío: «Red Garland’s Piano» y «Goovy». Son discos que demuestran que, por fortuna, Red salió de aquel combate de boxeo de su juventud con sus manos de oro intactas.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s