Objetos sonoros

Los vinilos son objetos sonoros. Tienen vida propia y se mueven a una velocidad que, por lo general, depende de su tamaño. Suelen ser hermosos. Algunos incluso pueden colgar de las paredes de los museos con facilidad. En ocasiones, sus portadas han sido diseñadas por grandes artistas.

Son delicados los vinilos, pero tienen más vidas que un gato. Llegan  a tu casa en una caja de cartón perfectamente embalados después de haberlos encargado por internet, aunque otras veces puedes hallarlos en los lugares más insospechados. O pelear por ellos en subastas en la red. Los vinilos de segunda mano encierran un montón de secretos.

Sí, los vinilos son contradictorios. Nada suena mejor que un buen vinilo, pero exigen el esfuerzo de las cosas que merecen la pena. Hay que quitarles el polvo, ponerles una funda de plástico para cuidar su cubierta, mantener el plato a punto…Y son caros, en una época en la que muchos piensan que la música es gratis.

La pasión por los vinilos no es sectaria ni patrimonio de los nostálgicos. Es estupenda la iniciativa de obtener la descarga digital del álbum que acabas de adquirir en vinilo. Porque sí, también escuchamos CD y tenemos iPod. Aunque sabemos que la música se escucha mucho peor que en nuestro plato.

Los vinilos realizan un movimiento hipnótico al girar en los platos. Si haces la prueba quedarás hechizado para siempre. Y descubrirás que entre los surcos no sólo hay música maravillosa que suena por arte de magia, sino historias enteras entre las que acabarás reconociendo la tuya.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s