Cómo Nat llegó a Rey

Nadie nace con un apelativo. Eso es algo que uno se gana durante la vida, claro. Cuenta la leyenda que Nat y su trío estaban una noche actuando en un club de mala muerte. Tocaban ante tipos poco recomendables, que no apreciaban al trío del escenario. Y eso que tenía en sus filas a un pianista superlativo.

En aquel local estalló una pelea y la leyenda asegura que el pianista, al que nadie hacia ya ni caso, decidió ponerse a cantar. Se hizo el silencio y Nat Cole, pianista y líder del trío, emprendió el camino que le llevaría a añadir la palabra King entre su nombre y su apellido.

Ya sé que es una leyenda, pero creo firmemente que la voz de Nat King Cole habría hecho parar en seco un tren en marcha.

Sus mayores obras, ya como crooner reputado, se publicaron en Capitol, que no ha tenido a bien reeditar casi ninguna. Así que para escuchar al gran Nat King Cole en vinilo hay que recurrir al mercado de segunda mano o a uno de esos sellos que publican reediciones sin tener los másteres originales.

Algún día hablaremos de estos discos. Hoy nos quedamos con la leyenda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s