Pink Moon

a

Qué ironía, Nick Drake se convirtió al comienzo del siglo XXI en un artista de culto para las nuevas generaciones gracias a un anuncio de automóviles que utilizó la canción que daba título a su tercer y último álbum, “Pink Moon”, publicado en 1972.

Dos años después de “Pink Moon”, Nick murió sin llegar siquiera a entrar en el Club  de los 27 -tenía solo 26 años- y sin que sus tres fantásticos álbumes obtuvieran el reconocimiento que merecían.

La belleza desoladora de “Pink Moon”, envuelta en esa extrañísima portada, fue su testamento musical. Tras su publicación, Nick anunció que no grabaría más discos. Los dos primeros tenían unos arreglos majestuosos; este tercero solo su voz y su guitarra, afinada de esa manera tan personal.

Si “Five Leaves Left” y “Bryter Layter” vendieron poco, imaginemos lo que despachó “Pink Moon”, con sus letras crípticas y su sonido desnudo.

Resulta que cuarenta décadas después de su muerte, Nick Drake es una referencia de cantautores y grupos indies. Sus vinilos están entre los más buscados. Nunca fue tan popular. A veces la justicia artística llega un poco tarde, la verdad.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s