Ella, la leyenda de Berlín

ella

La historia se ha contado mil veces, pero recordémosla: sobre los primeros acordes de “Mack The Knife”, Ella Fitzgerald avisa al público de que quizá no recuerde la letra de la canción. A la segunda estrofa se queda en blanco. Improvisa de forma maravillosa el resto del texto. Al final del tema, el público se rinde emocionado a la Primera Dama de la Canción.

Aquel prodigio no fue fruto de la casualidad. En 1960, Ella Fitzgerald está en la cumbre de una carrera que ha edificado cantando noche tras noche desde su juventud. Utiliza su descomunal voz como un instrumento y es capaz de improvisar como los mejores músicos de jazz.

La historia de la música está de suerte. El concierto de esa noche en el Deutschlandhallen ha sido grabado. El disco se convierte en un clásico del jazz y en uno de los más apreciados de una de las cantantes más veneradas por los músicos y el público en general.

“Mack The Knife. Ella in Berlin” ha sido reeditado ahora en vinilo por Verve, el sello original del ingente catálogo de la señora Fitzgerald. Tienen un largo camino por delante los de la discográfica:  publicar en vinilo sin demora los álbumes que Ella dedicó a la obra de los mejores compositores norteamericanos de la primera mitad del siglo XX. Venga, no sean perezosos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s