Jim y las llamas de Notre Dame

La noche que ardía Notre Dame en Viniland giraba el primer álbum de The Doors. Una reedición especial con la mezcla original en mono de 1967 que acababa de llegar.

El sonido de aquella edición no me estaba convenciendo, la verdad. Pero no podía ser casual que justo aquella noche, mientas las llamas de Notre Dame provocaban las lágrimas del mundo entero, Jim Morrison hablará del fuego. De otro fuego, claro.

Iba a escribirlo aquí, pero no estaba de humor. Me quedé recordando París, mientras me imaginaba a Jim Morrison llorando también desde su tumultuosa tumba del cementerio de Père-Lachaise. Porque vosotros sabéis que Jim está vivo, ¿verdad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s