Tratado sobre la belleza por Antonio Carlos Jobim

a

Hay discos preciosos desde su portada. Uno de ellos es “Wave”, el álbum que publicó Antonio Carlos Jobim hace más de medio siglo con una fotografía de Pete Turner en su cubierta.

Jobim ya había alcanzado fama internacional como compositor de “La chica de Ipanema”, “Desafinado” y demás pilares de la bossa nova que habían triunfado en versiones de otros artistas y en la suya propia.

Es posible que “Wave” contenga menos temas célebres que “The Composer of Desafinado Plays” (1963), pero este álbum alcanza una belleza difícilmente superable en sus diez breves canciones. Y está menos contaminado por la llamada “música de ascensores”.

“Wave” pasa como una exhalación entre los arreglos del maestro Claus Ogerman, al frente de un plantel de músicos del que forman parte tipos excelentes como Ron Carter -bajista de Miles Davis- y a los que Jobim se suma al piano y la guitarra. Incluso canta en “Lamento”.

Una maravilla de la que podemos disfrutar en vinilo en una curiosa reedición a cargo de la sección ¡rusa! de Universal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s