Depeche Mode: El veredicto

a.jpg

“Spirit”, el nuevo álbum de Depeche Mode, va camino de convertirse en uno de los discos más discutidos del año. Las críticas oscilan entre quienes lo consideran el mejor disco del trío británico en años y los que ven en “Spirit” una prueba del ocaso de un grupo mítico.

Después de haber hecho girar “Spirit” unas cuantas veces, en Viniland podemos aportar algunas consideraciones al debate. Lo mejor de “Spirit” está sin duda en la primera parte del disco. “Going Backwards” y “Where’s the Revolution” son hijas de la era Trump y del Brexit. Hay que agradecer que una banda de referencia como Depeche Mode no se esconda en refugios dorados y mire afuera para escribir sus canciones.

Esa actitud combativa y crítica hacía un mundo que avanza en la tecnología y retrocede en los espiritual es más que suficiente para justificar un álbum que, por lo demás, va apagándose conforme avanzan los temas. Como si Depeche Mode se hubiera dejado llevar por el desánimo tras describir lo que nos rodea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s