Felicidades, Bob

a.jpg

Para los que hemos convertido en libro de cabecera el grueso tomo que reúne las letras de sus canciones, el Premio Nobel de Literatura a Bob Dylan era solo cuestión de tiempo. El tiempo que tardaran los académicos en leer todos esos versos y descubrir la poesía que durante más de medio siglo ha proyectado Dylan sobre su audiencia y en un sinfín de artistas.

Muchos pensaron que la Academia no se atrevería a dar su galardón universal a un juglar. Aplaudimos el atrevimiento, pero yo no esperaría grandes reverencias del viejo Bob, que esta noche actúa en Las Vegas. Mañana seguirá su gira interminable como si tal cosa. Pero hoy es un gran día para escuchar sus vinilos y leer sus letras.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s