Los Beatles japoneses

a

Cheap Trick era en 1978 un buen grupo norteamericano con tres discos publicados. Buenas críticas y pocas ventas. Grababan para una multinacional, Epic, que se empezaba a impacientar por la falta de resultados.

Lo recordaba hace poco en la revista Mojo el bajista de Cheap Trick, Tom Petersson, que formaba junto al guitarrista y cantante Robin Zander, la parte fotogénica del cuarteto. El grupo lo completaban el batería Bun E. Carlos, que parecía un padre de familia en una noche de juerga, y un genio de las seis cuerdas, el aún más excéntrico Rick Nielsen, compositor de la banda.

Tocaban en sitios pequeños y poco recomendables, pero allá donde fueran, los Cheap Trick siempre encontraban cronistas japoneses. Parece ser que allí eran muy populares, así que un viaje a Japón parecía una buena idea.

Llegaron los Cheap Trick a Japón y provocaron un delirio que no se había visto desde la época de los Beatles. Llenaron el Budokan con una serie de actuaciones apoteósicas que fueron  recogidas en un álbum que, en principio, sólo se publicaría en Japón.

Pero el éxito fue tal que “At Budokan” acabó editándose en todo el mundo y disparando la carrera de Cheap Trick. Los gritos de los fans solo son comparables a los conciertos de los Beatles, pero la música se abre paso entre tanta devoción. Un disco increíble, gritos incluidos, que podéis escuchar reeditado en vinilo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s