Adele, el veredicto

a

Me encanta que Adele venda millones de discos. Es más, ya era hora que en el mundo de la música se viviera un fenómeno similar. Confirma que ahí afuera hay mucha gente interesada por la música. Y dispuesta a pagar por ella.

He seguido a Adele desde sus comienzos. Fui uno de los primeros que escribió sobre la joven cantante de “19”. Estos días todos lo hacen y es estupendo para la cultura en general.

Dicho todo lo anterior, tengo que decir que “25” no me ha impresionado. No, no es un mal disco. Simplemente es un disco previsible.

Pocas sorpresas en el universo Adele. Y es una lástima, porque esta apreciada artista debería haber aprovechado su tercer álbum para tratar de crecer musicalmente, en vez de limitarse a explotar la exitosa fórmula de “21” y, en el peor de los casos, caer en algunos lugares comunes.

La edición en vinilo de “25” no es digna del lanzamiento más esperado de los últimos tiempos. El sonido no es el que cabría esperar y el disco tiene un grosor de viejo vinilo de los ochenta. Las discográficas siempre están dispuestas a repetir viejos errores.

Eso sí, Adele sigue cantando muy bien.  Y brilla en temas como “When We Were Young”, “Water Under The Bridge” o “Million Years Ago”. Pero no debería confundir esta madurez algo prematura que exhibe estos días con la comodidad artística. Es pronto aún para irse a Las Vegas.

 

 

Anuncios

One response to “Adele, el veredicto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s