Here Comes The Song

Here_Comes_The_Sun_

Cerramos esta trilogía dedicada al verano con la canción que la ha inspirado. Recordemos su historia. George Harrison estaba en el jardín de la casa de su amigo Eric Clapton una espléndida mañana de sol, después de un largo invierno londinense, de esos que duran mil años. George empezó a tocar la guitarra y, por arte de magia, salieron los acordes de Here Comes The Sun. Terminó de escribirla en unas vacaciones en Cerdeña y se grabó entre julio y agosto de 1969 en unas sesiones en las que no participó John Lennon.

Here Comes The Sun abre uno de los momentos más sublimes de la historia del arte moderno, la cara B del álbum Abbey Road. Si tu colección de vinilos solo tiene diez discos, la versión remasterizada publicada en 2012 debería ser uno ellos. Fue el primer álbum de los Beatles publicado originalmente en estéreo y el sonido del vinilo es simplemente maravilloso.

La canción más soleada del mundo puede encontrarse además en el Doble Azul,  The Beatles 1967 1970. Y, en una versión revisada, en Love, la banda sonora del espectáculo del Circo del Sol basado en las canciones de los Beatles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s