Oh! Carole

El mundo celebra estos días el medio siglo de “Tapestry”, la gran crónica vital y musical de Carole King, uno de los discos más influyentes de la historia. Y en Viniland nos queremos unir a los homenajes de la esquiva Carol, a la que la celebración universal no ha hecho cambiar de planes: permanece alejada de los focos mediáticos.

Nos basta con sus canciones, inspiración de artistas durante cinco décadas y grabadas en más de 700 ocasiones. La colección de “Tapestry” es apabullante. Carole las recuperó para sí misma después de haberlas compuesto para Aretha Franklin, The Shirelles…o un segundo antes de entregarlas a compañeros del alma como James Taylor, que llevó al número uno “You’ve Got a Friend”.

Carole tejió este descomunal tapiz primero en compañía de Gerry Goffin, por entonces ya su exmarido, y después en solitario. Esta creadora sobresaliente dejó su marca en un mundo estrictamente masculino, el de la composición musical, y su arrojo le llevó a lanzarse más tarde como solista, armada con su piano y sus canciones.

La recompensa fue un lugar la historia: Carole King se convirtió en la primera mujer en vender 10 millones de copias de discos. “Tapestry” va por 25 millones y nos sigue admirando.

Así de alto llegó la chica que deslumbró a Neil Sedaka cuando ambos crecían en Brooklin y ella le inspiró “Oh! Carol”, un clásico de guateques que “Tapestry” dejó muy atrás.

h


Una respuesta a “Oh! Carole

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s